Museo Antofagasta exhibe fósiles milenarios en el Día del Patrimonio

• La muestra “Fósiles, un mar petrificado en el desierto”, es gratuita y presentada por Antofagasta Minerals y la Dibam, exponiendo diversos hallazgos de los primeros seres que vivieron en esta región del mundo, hace millones de años, incluso antes que los dinosaurios.
• Toda la familia está invitada a entender cómo se formó el planeta, y conocer de forma interactiva, la evolución de vida existente, hasta nuestros días.

Un viaje al pasado, al nacimiento de la vida, donde la Cordillera de los Andes aún no existía, y en su lugar, se extendía un océano lleno de vida jurásica, y donde existía un solo continente, Gondwana. Ese es el escenario que se presentará en el Museo Regional de Antofagasta para este domingo, Día del Patrimonio, con la exhibición “Fósiles, un mar petrificado en el desierto”.
La iniciativa presentada por Antofagasta Minerals, a través de Minera Centinela, Terraignota, el Consejo de Monumentos Nacionales y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), invita a toda la familia a ser testigos de cómo nace el Planeta Tierra, desde la aparición de bacterias, hasta el nacimiento del Homo Sapiens (el hombre actual), en un calendario que abarca millones de años de evolución.
Así lo explica la encargada de exhibiciones de la Dibam en Antofagasta, Verónica Díaz, quien argumenta que lo mejor de la muestra, es la presentación de fósiles encontrados en pleno desierto, de seres que vivieron en los albores de La Tierra, y que, gracias a una investigación paleontológica, fueron rescatados y preservados para mostrarlos a la comunidad, como un testimonio de la historia y patrimonio local.
“En el Día del Patrimonio, las familias podrán conocer diversos seres vivos de aquellas eras, y el más representativo es el Amonite, un molusco cefalópodo con tentáculos, parecido a un calamar, que vivía en concha en forma de caracol, y que, gracias a su rápida evolución, es un excelente fósil guía para conocer la data de las rocas y de los periodos de hace millones de años”, sostuvo la experta.
Muestra Interactiva
La muestra comienza con un panel de discos o círculos imantados, los que se pueden tomar y ordenarlos cronológicamente según las etapas de la formación de la Tierra, como un gran calendario. Además, existe un espejo donde las personas pueden reflejarse para conocer en qué periodo están actualmente, respecto de este gran proceso de evolución.
El segundo pasillo contiene sonidos del mar jurásico, como también, un relato en paneles de cómo vivían en el mar estos Amonites (ahora fósiles de la muestra), mostrando todo su ecosistema y los distintos tamaños de éste y otros animales prehistóricos, como algunos peces y el gran plesiosaurio, un gigante reptil carnívoro marino.
El siguiente paso de la exhibición posee tres sectores interactivos. El primero es un puzle que muestra las placas tectónicas de la Tierra, y las personas pueden armarlas según los continentes y diferenciar qué placas son parte del territorio regional.
El segundo juego es un sistema de tubos que, al presionarlos entre sí, producen la fuerza para que el relieve de la tierra suba, tal como lo hacen las placas que formaron las cordilleras y los territorios sobre el nivel del mar, entre ellos, el Desierto de Atacama.
La última parte de la exhibición invita a los niños a tomar el rol del paleontólogo, pudiendo descubrir fósiles en la arena, dibujarlos e incluso hacer un informe paleontológico. “La importancia de esta muestra es que las familias se sienten identificadas con su historia, porque hablamos de periodos geológicos muy antiguos. Es una muestra muy planificada y agradecemos a Antofagasta Minerals por el apoyo, la ejecución y montaje de esta muestra, porque es preservar el patrimonio local y difundirlo a la comunidad”, agregó Verónica Díaz.

Deja un Comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>