Brazo Robótico

El brazo robótico, que funciona con energía electroneumática,  permite optimizar los procesos de manipulación, pulido de placas y guillotinado de cátodos de cobre, disminuyendo  los riesgos de accidentes y costos involucrados.

Si bien la industria minera cuenta con iniciativas que utilizan  energía neumática, el Brazo Robótico que opera en Centinela puede desarrollar dos tareas distintas en forma totalmente robotizada, siendo  esta función pionera en el negocio minero.

El brazo logra pulir –en promedio- 400 placas de electrodos al día, entregándoles una mayor rugosidad para la posterior adherencia de la capa de cobre, mientras el sistema de guillotinado procesa en promedio 1.100 cátodos diariamente, con la ventaja adicional que elimina la contaminación orgánica presente en la zona de interfase.

Brazo robotico