La actividad resultó sin incidentes con tiempo perdido. El gerente de Mantenimiento de la compañía, Cristian Fadic, explicó que existió una buena planificación en materia de seguridad, añadiendo que las empresas colaboradoras “se han comprometido mucho con nuestra nueva forma de hacer minería”.

Los trabajos se realizaron en la planta concentradora y también se enfocaron en el cambio de diversos componentes del proceso productivo, como cambio de revestimiento de molinos, correas transportadoras y chancadores.

Unas dos mil personas participaron durante seis días en la mantención mayor que tuvo Minera Centinela, específicamente en su planta concentradora, procedimiento que tuvo como fin garantizar la continuidad y confiabilidad operacional y, así, cumplir con las metas de producción definidas para este año.

El proceso se desarrolló con un buen desempeño en seguridad, acuñando cero incidentes con tiempo perdido. Un balance positivo, según explicó el gerente de Mantenimiento de Centinela, Cristian Fadic. “El resultado de estos días de mantenimiento mayor de la planta indican que existió una buena planificación en seguridad y en mantener a raya nuestros controles críticos, tareas que fueron asumidas con profesionalismo por los trabajadores propios y colaboradores”, sostuvo el ejecutivo.

La importancia del éxito de este proceso radica en que la planta concentradora representa cerca del 70% del proceso productivo de Centinela. Por lo tanto, precisó Fadic, “este trabajo es una inversión que nos brinda la posibilidad de dar continuidad operacional hasta el próximo mantenimiento que será en seis meses más”.

El ejecutivo añadió que el trabajo coordinado con las empresas colaboradoras fue clave para el éxito de la mantención de la planta. Sobre todo si se considera que son cerca de dos mil los trabajadores que intervienen durante la también denominada “parada de planta”. “Hemos avanzado mucho en lo que es gestión con nuestros colaboradores y, por cierto, que ellos se han comprometido con nuestra nueva forma de hacer minería, ayudándonos a mantener el cero accidente, a cumplir con los objetivos de nuestro modelo operativo y, sobre todo, a entender la filosofía que promueve Antofagasta Minerals de cómo queremos hacer la minería del futuro en todas sus operaciones”, recalcó.

Cabe destacar que Minera Centinela nació en 2014 tras la fusión de los yacimientos Esperanza y El Tesoro. Es la segunda operación con mayor producción de Antofagasta Minerals, luego de Minera Los Pelambres; la séptima productora de cobre del país y décima a nivel mundial. En su ciclo productivo existen pioneras iniciativas de innovación, como es el caso del uso de agua de mar y energía termosolar en algunos procesos, además de la utilización de la tecnología de relaves espesados a gran escala.

Te dejamos un video de todo el proceso