• Iniciativa público-privada -que comienza su segunda versión en Minera Antucoya y primera en Minera Centinela- busca contribuir a la formación de capital humano avanzado y fortalecer la productividad en el sector minero.

• El gerente de Asuntos Públicos Norte de Antofagasta Minerals, Aníbal Chamorro, sostuvo que “este programa ya se encuentra en las tres operaciones del norte del Grupo Minero, Antucoya, Centinela y Zaldívar, y estamos orgullosos de reclutar jóvenes de María Elena, Sierra Gorda, Calama Poniente y de otras comunas de la región para generar competencias que necesita la minería del futuro”.


“Me gusta mucho la mecánica y cuando supe que el Programa Eleva estaba reclutando jóvenes quise ser parte de ello. Actualmente estoy haciendo mi capacitación, he superado todos los módulos y mi anhelo es quedar en Minera Antucoya, y seguir estudiando mantenimiento y maquinaria pesada”.

Con estas palabras la joven de María Elena, Krishna Guerrerocomenta su experiencia como parte de los 26 alumnos que se encuentran en el Programa Eleva, el primer piloto de prácticas laborales diseñado por Fundación Chile y con la colaboración de Antofagasta Minerals, a través de sus mineras Antucoya, Centinela y Zaldívar.

Al igual que Krishna, pero desde Sierra Gorda, Génesis Rivera fue reclutada por Minera Centinela para realizar este programa de prácticas laborales. “Cuando salí de cuarto medio, en el Liceo me informaron sobre esta oportunidad. Yo no tenía recursos para estudiar y, de repente, salió Eleva. Todo ha sido muy interesante, nos preparan mucho sobre trabajar en equipo, seguridad y, por cierto, la parte teórica y técnica. Quiero ser parte de Centinela, ser un aporte y seguir estudiando para forjar mi futuro”.

Minería del futuro

El gerente de Asuntos Públicos Norte de Antofagasta Minerals, Aníbal Chamorro, sostuvo que “este programa ya se encuentra en las tres operaciones del norte del Grupo Minero, Antucoya, Centinela y Zaldívar, y estamos orgullosos de reclutar jóvenes de María Elena, Sierra Gorda, Calama Poniente y de otras comunas de la región para generar competencias que permitan sortear los desafíos que necesita la minería del futuro, y además generar capital social para las comunidades”

Chamorro agregó que el programa Eleva se enmarca en el acuerdo entre Antofagasta Minerals y el Programa Estratégico Clúster Minero Antofagasta, iniciativa en la que ambas instituciones trabajarán en dos ejes: Formación de Capital Humano y Desarrollo de Proveedores Tecnológicos.

El ciclo de aprendizaje de los alumnos es de ocho meses; los primeros dos comienzan con una capacitación en el Centro de Entrenamiento Industrial y Minero (CEIM) de Antofagasta, mientras que los siguientes seis meses, los jóvenes suben hasta las mineras Antucoya y Centinela para realizar sus prácticas laborales como operadores eléctricos y de mantenimiento.

De los 26 alumnos que hoy reciben clases como operadores de mantenimiento y eléctricos, seis son de María Elena, dos de Sierra Gorda y, sus compañeros, de Mejillones y Calama Poniente. Justamente desde esta última comuna proviene Pilar Castillo, quien expresó que “este programa nos va a permitir aprender, tener un poco de experiencia en la minería. He aprendido mucho y espero ir cuanto antes a la minera para estar en terreno e ingresar a la minería”.

El programa Eleva juega un rol clave al facilitar la transición educación-trabajo y mejora la empleabilidad de los futuros profesionales de la industria. Cabe destacar que esta iniciativa cuenta con el apoyo de los ministerios de Economía, Educación, Trabajo y Previsión Social y, Minería, además de Corfo, el Consejo de Competencias Mineras, el Consejo Minero, Sence y Alta Ley, con el desarrollo de Fundación Chile.