• Los vecinos de Sierra Gorda junto a Minera Centinela realizaron la tradicional romería anual al antiguo mineral de Caracoles.

El objetivo fue conmemorar a los primeros bomberos de la zona, cuyos restos descansan en este importante centro minero, donde se extrajo plata, en los albores de la minería, y que fue clave en el desarrollo de la industria extractiva y el progreso del territorio de la Región de Antofagasta.

En caravana y liderados por el Cuerpo de Bomberos de la localidad, los vecinos llegaron hasta Caracoles, junto al arzobispo de Antofagasta, Ignacio Ducasse, para realizar una misa y luego saludar a los estandartes caídos en un incendio que sacudió a este poblado hace más de un siglo.

La superintendente del Cuerpo de Bomberos de Sierra Gorda, Débora Paredes, explicó la importancia de esta tradición pampina: “En este cementerio se encuentra el mausoleo de los primeros voluntarios que cayeron en un siniestro en Caracoles y por ellos venimos a conmemorarlos, porque este episodio es parte de nuestra historia”.

El Monseñor Ignacio Ducasse expresó que la historia regional es el patrimonio que se debe rememorar y nunca olvidar: “Esta romería entraña muchos sentimientos, por un lado, al recordar descubrimos que hay antepasados que han trabajado mucho y eso ha permitido que nosotros llegamos hasta ahora con una herencia espiritual y material, pero al mismo tiempo nos hace mirar hacia el futuro con esperanza porque el legado de Bomberos siempre es solidario”.

En este contexto, el gerente de Asuntos Públicos Norte de Antofagasta Minerals, Aníbal Chamorro, expresó que “contribuir con esta actividad obedece al compromiso del Grupo Minero, a través de Minera Centinela, de apoyar aquellas iniciativas que la comunidad considera relevantes en materia de rescate de su identidad e historia”.