En materia de medio ambiente, Minera Centinela avanza en la definición de los controles críticos para los riesgos ambientales claves. Esto se traduce en la implementación de un nuevo Modelo de Gestión Ambiental, herramienta que permitirá asegurar el cumplimiento de los compromisos ambientales, como también, toda normativa aplicable en esta materia.

En su operación, Minera Centinela es pionera en el uso de la tecnología de relaves espesados, un tipo de residuo casi totalmente seco, en el que incluso se puede caminar sobre éste.

Los relaves espesados generan enormes ventajas respecto a los relaves convencionales, como la estabilidad del suelo ante sismos, la anulación de material particulado, la reducción de los riesgos de contaminación de napas y cauces naturales y la recuperación de agua para llevarla nuevamente al proceso productivo.

Es parte de nuestro compromiso medioambiental, abordando la constante preocupación con la sustentabilidad del entorno a nuestra faena. Esta visión nos permite seguir avanzando en la transparencia de nuestra gestión ambiental, como pilar fundamental en nuestro crecimiento como Compañía, y así estar a la altura de las demandas actuales de la sociedad chilena.