El cobre es un elemento químico representado con el símbolo Cu y el número atómico 29. Es un material suave, maleable y dúctil, que posee una alta conductividad térmica y eléctrica. Además, es considerado bactericida por su efecto sobre los microorganismos. El cobre puro tiene un color rojo anaranjado.

El cobre refinado se utiliza preferentemente en aplicaciones eléctricas y térmicas, debido a que es muy buen conductor de electricidad y calor. El principal uso que se da a este producto es en la construcción y los bienes de consumo, que representan aproximadamente el 58% de la demanda global del metal rojo. El otro 42% es utilizado en productos eléctricos y electrónicos, el transporte y la maquinaria industrial.

El precio de este noble metal es valorizado en las principales bolsas de metales: la Bolsa de Valores de Londres; la Commodity Exchange Inc. (COMEX) de Nueva York y la Bolsa de Futuros de Shangai (SHFE). Su precio fluctúa de acuerdo con el comportamiento de la oferta y la demanda y por la acción de inversionistas financieros que toman posiciones sobre el valor a futuro del metal.

Más información en International Copper Association (ICA)